Brochas y Pinceles Imprescindibles (Actualización)

Hoy os traigo el post de apoyo a un video de actualización. En este caso, es el video de las brochas y pinceles que yo creo que son imprescindibles. Dejando a parte los caprichos y las brochas que utilizamos a la larga.

Como es normal, conforme pasa el tiempo, mis opiniones sobre las brochas van cambiando. Por ejemplo, en el video anterior sobre este tema, os enseñaba muchas brochas de Sigma, que eran con las que yo empecé. Actualmente,utilizo algunas de ellas a diario, pero otras, las he tenido que retirar totalmente, porque están inservibles.

Con esto no quiero decir que no compréis Sigma, al revés, creo que para empezar, son unas brochas que van genial, y mucho más si compráis algún set, ya que tendréis la opción de probar distintas brochas e ir decidiendo cuales son vuestros “imprescindibles”.

Con esto os digo, que es normal ir cambiando de opinión sobre las brochas o los productos que vamos utilizando, ya que a la larga nos pueden salir mejores o peores.

Actualmente, la mayoría de mis brochas son de la marca M·A·C Cosmetics, aunque tengo algunas sueltas de NARS, Make Up For Ever, Louise Young, Mercadona, etc.

Ahora ya sí, empezamos a hablar de cada una:

 

LY02 de Louise Young:

Con esta brocha voy a ser breve, ya que podéis encontrar un review que hice, bastante completito sobre ella aquí.

Es una brocha de nylon (sintética) que se utiliza generalmente para la base de maquillaje fluida. Creo que es la mejor brocha para base de maquillaje que he probado nunca. Como podéis apreciar en las fotos del review, su gran tamaño facilita la aplicación de producto, por lo que se termina bastante antes. Además, el hecho de que las cerdas sean más largas de lo normal, ayuda a difuminar mejor la base, ayudando a que no queden las típicas lineas que forman este tipo de brochas.

Otro uso que le podemos dar es para aplicar los productos en crema de antes del maquillaje, como son la hidratante y/o la prebase. Con esto conseguiremos no “toquetearnos” demasiado la piel del rostro con las manos y a aplicar la cantidad justa de producto que admite nuestra piel.

Otra utilidad, que he olvidado nombrar en el video, es que también es muy útil para aplicar y posteriormente difuminar un colorete en crema, ya que al contener restos de la base de maquillaje, el rubor de fundirá e integrará mucho mejor con la base de maquillaje, que habremos aplicado anteriormente.

 

#224 de M·A·C:

Es una brocha de pelo natural, con gran cantidad de cerdas y bastante separadas, que, principalmente, está pensada para aplicar de manera muy suave y difuminada las sombras en polvo. Su numeración, #2**, ya nos está indicando que su uso más común es en la zona de los ojos.

Pero este no es mi caso. En mi opinión, es la mejor brocha para aplicar y difuminar el corrector, ya sea fluido o en crema compacta.

He probado a aplicar el corrector con pincel sintético, plano, etc. y para nada es comparable el acabado que se queda con esta brocha. Con las planas, siento como si el corrector lo “aplanaramos” formando una capa de éste, que en mi opinión, en la zona de la ojera es fatal, ya que por mucho que selles con polvos, a las pocas horas han aparecido los pliegues. Además de que al ser una zona tan sensible, aplicar una gran cantidad de corrector, se resecaría y no es lo mejor.

No opino lo mismo si hablamos de cubrir imperfecciones, como pueden ser marcas de acné severas. En este caso sí que utilizaría un pincel plano, pero de un tamaño pequeño, parecido al de los pinceles de labios.

Volviendo a la brocha de la que os hablaba, su particularidad es que aplica la cantidad justa de corrector y al mismo tiempo lo difumina, por lo que nos ahorramos el tener que aplicar calor con la yema de los dedos para que éste se funda, etc.

También la podéis utilizar en los ojos, pero en mi caso os la recomiendo, sobretodo, para el corrector.

 

#129 de M·A·C:

Esta brocha está diseñada para poder aplicar los polvos y el colorete, por lo que ya me resulta interesante de primeras.

Actualmente es la que más me gusta para polvos. También tengo la #134 de M·A·C, pero esta es más pequeña y me resulta más cómoda, aunque sigo utilizando la otra.

Para aplicar el colorete no es la que más me gusta, pero en algún apuro, o si viajo y no quiero llevar cosas de más, me ha servido de multiuso.

También nombro en el video, que tengo el mismo modelo pero con SH, o mango corto, que viene con su fundita con cremallera y que resulta muy útil para llevar en el bolso y retocarte en cualquier momento.

 

Blush Brush de Bobbi Brown:

Esta brocha vale lo que cuesta, la verdad. No he probado ninguna brocha más suave que esta y nada de soltar pelitos, al menos la mía.

La marca la define como brocha para colorete y la verdad es que pocos usos más le daría yo. Aún teniendo un tamaño muy parecido a la anterior, #129 de M·A·C, ésta es bastante más tupida y redondita, por lo que si la utilizáramos para aplicar los polvos, el resultado sería muy similar a hacerlo con una kabuki.

Por lo que respecta a su uso con los coloretes, es increíble la cantidad de producto que coge. Os recomiendo que descarguéis siempre el exceso con esta brocha, ya que si no el “look Heidi” está asegurado.

Eso sí, difumina el colorete que da gusto. Yo en mi caso, cojo colorete con el lado de la brocha y lo suelo aplicar de manera ascendente desde la manzanita hasta la parte alta del pómulo, por normal general; y después, con la parte final de las cerdas, difumino el colorete y lo termino de fundir.

Una brocha de colorete es básica, pero como ya os he dicho antes, si os sirve la #129 para más de un uso, eso que os ahorráis, por lo menos al principio.

 

Yachiyo de NARS:

Esta brocha ya la conoceréis de sobra y tampoco os voy a descubrir América, por lo que paso directamente a deciros por qué la considero imprescindible.

Con la brocha de colorete de Bobbi Brown o la #129 de M·A·C, tendríamos ocupado el puesto de “colorete”, pero nos falta poder contornear e iluminar y no creo que las dos anteriores sean las más idóneas.

Si antes hablábamos de la propiedad multiusos de la #129 de M·A·C, ahora me centraré en la que tiene la Yachiyo de NARS.

Es una brocha específica para coloretes muy pigmentados, ya que aplica muy suavemente el color y lo difumina a la perfección. Yo le daría dos usos más: para aplicar el contorneado con un polvo bronceador, ya que su acabado en punta nos ayuda a hacer un trazo definido y después difuminarlo correctamente; y para aplicar el iluminador en la zona alta del pómulo.

Muchas pensaréis que no es una brocha imprescindible, pero al tener esta característica “multiusos”, os puede sacar de un apuro con solo llevar encima una brocha.

 

#239 de M·A·C:

Esta pincel sí que es básico de verdad. Os nombro este de M·A·C, pero podría ser cualquier lengua de gato, aunque para otros usos no sería tan fácil como con el #239 de M·A·C.

Pincel sencillo, para aplicar sombra de ojos en el párpado, de forma cuadrada y bastante tupida. Las cerdas no están muy apretadas, por lo que nos facilita aplicar color en las pestañas inferiores de manera difuminada; y muy cómoda para “machacar” o difuminar el trazo de un delineado con un lápiz khol o eyeliner en crema.

Yo tengo varios, ya que se le pueden dar muchísimos más usos, como por ejemplo, aplicar la sombra en el arco de la ceja, el iluminador en esa zona y en “arco de cupido”, etc. Incluso, la he visto utilizar para aplicar y difuminar el corrector!! Todo es probar.

 

#219 de M·A·C:

Es un pincel de “punta de boli o lápiz”, que tiene varios usos:

Dada su punta fina, podemos delinear tanto las pestañas superiores como interiores, con sombra. De la misma manera, se puede utilizar para difuminar un trazo realizado anteriormente con lápiz khol o eyeliner en crema.

Viene muy bien para marcar la “V” externa en el párpado superior y dar profundidad al maquillaje, haciendo el ojo más rasgado. Otro uso similar sería para marcar la cuenca del ojo de manera más precisa que con un pincel para difuminar.

 

#217 de M·A·C:

Esta sí que sí.

Con varios pinceles como éste, se puede hacer un maquillaje de ojos de infarto, además de cubrir otras necesidades.

Los usos que yo le doy son los siguientes:

– Aplicar la sombra en polvo por el párpado de manera difuminada.

– Aplicar la sombra en crema al mismo tiempo que la difuminamos.

– Difuminar los cortes que quedan entre las sombras.

– Aplicar el corrector.

– Iluminar el arco de la ceja.

– Iluminar la zona alta del pómulo.

Como veis vale la pena tener varias unidades de este pincel, ya que es el que más se utiliza.

 

#266 de M·A·C:

Yo no sé que haría sin un pincel biselado. También tiene varios usos, por lo que entra dentro de mis imprescindibles.

La #266 de M·A·C la utilizo para delinear las pestañas inferiores y/o superiores, tanto con sombra en polvo como con eyeliner en crema, ya que a mi misma la prefiero antes que un pincel fino, tipo #210 de M·A·C.

También lo utilizo para rellenarme las cejas, ya sea con sombra en polvo, como con el gel waterproof de MUFE.

Un uso no tan común, pero que os recomiendo, es el de delinear con corrector el contorno de los labios cuando utilicéis un labial fuerte/oscuro, tipo rojos, fucsias, etc. ya que el labio se verá mucho más definido y podremos corregir los posibles errores en el delineador con el lápiz de labios.

Si preferís un pincel de eyeliner para los trabajos con delineador en crema, os recomiendo el #210 de M·A·C, ya que es el más fino que tienen y se puede controlar mejor que el #209, en mi opinión.

 

Pincel Labios de Deliplus:

Aunque la imagen no corresponde al pincel que os nombro, todas me entendéis, verdad.

El de la imagen es el #311 de M·A·C, el cual también tengo. Está descatalogado, si no me equivoco, pero tampoco tiene ningún misterio.

El que yo os recomiendo es el de Mercadona, que es de pelo natural, en plan lengua de gato pero mini.

Me gusta mucho porque siento que aplica más producto que otros pinceles de labios que tengo y además es muy barato.

Otros pinceles de labios que os recomiendo son el de la foto o el pincel de ojos #231 de M·A·C, que tiene una medida muy buena para los labios. Make Up For Ever tiene varios también de labios, tanto de pelo natural como de nylon, que están genial (modo autoconvencimiento OFF, xD).

 

Por último, recomendaros el Brush Cleanser de M·A·C para limpiar las brochas que os he nombrado anteriormente. Su relación calidad-precio es la mejor que he encontrado y funciona muy bien.

Nada más que contaros, espero que os haya gustado y servido si os estáis decidiendo por unas brochas u otras. Os dejo con el video!! Ciao