Buscando mi vestido

Hola a todos y a todas!! Hoy os traigo un tema totalmente distinto con el que suelo actualizar. Después de daros el notición de la futura boda y ver que por las redes sociales os gusta que os pregunte dudas, informe de detalles, etc. he decidido que voy a realizar una serie de entradas y vídeos sobre este tema.

Antes del día “B” no os voy a desvelar nada trascendente, pero sí os iré comentando las cositas que voy descubriendo y que me van gustando. Eso sí, pasada la boda, podréis ver todos y cada uno de los detalles de ese día.

La primera entrada es muy especial para mi ya que el vestido de novia es de las cosas más importantes de la boda, si no la que más 🙂

Tenía las ideas bastante claras y quería quitarme la espinita con el vestido que más me gustaba a simple vista de las tiendas más famosas, en cuanto a vestidos de novia se trata. Rosa Clará, Pronovias, Aire Barcelona, Hannibal Laguna, etc.

Image Hosted by ImageShack.us

Así que en Aire Barcelona me planté hace unas semanas, un sábado por la mañana con mi madre y una de mis mejores amigas (ninf tú faltabas…). Me maquillé de forma natural pero con los ojos un poco marcados y me planté mi “dognut” a modo de moño bajo para imitar un peinado sencillo de novia. Necesitaba verme bastante completa para no tener que imaginar demasiado.

Lo primero de todo fue ver el catálogo nuevo y decidir otros modelos que probarme para poder ver distintos estilos.

Había varias cosas que tenía claras: no debía tener muchos volantes, ya que mi cuñada se casó hace poco más de un año y su vestido era de ese estilo y tampoco quería que se asemejara demasiado; el volumen en la falda desde muy arriba lo descartaba, aunque ya vereis que me equivocaba, ya que al tener una altura media (1,63m) este estilo me hace parecer más bajita; y el tema de los hombros y la espalda, no me gusta mostrar en exceso esa zona ya que como se dice en mi pueblo, soy bastante “polía”, es decir grandota. Y poco más.

Iba con la idea clara de probarme un vestido de la nueva temporada 2013 y ese fue el primero que me probé. Las sensaciones fueron muy positivas, pero al ser el primer vestido que me probaba tampoco sentía nada extraño ni lo veía nada del otro mundo… Así que pasamos al segundo vestido.

 

– Modelo nº 2:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Este modelo no recuerdo ni el año de la colección ni el modelo (si alguna lo sabe, le agradecería que me lo dejara en comentarios). Se trata de un vestido palabra de honor con dos texturas: la del pecho es un tul liso plegado que corta bajo el pecho y el resto del vestido es de un encaje con un dibujo, que en mi opinión, es precioso, con un corte recto que se ensancha por detrás justo debajo del culete, de donde sale la cola.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Como me gustó tanto el dibujo que hacía el encaje, decidieron probarme el velo del mismo modelo y la verdad es que nos encantó.

También probamos a hacer algún tirante con el mismo tipo de tul del escote para que no se me viera tanta espalda ni tanto brazo (no me gusta enseñar esa zona en exceso).

– Modelo nº 3:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

El tercer modelo realmente no me terminó de convencer ni en catálogo pero a veces hay que probarse cosas distintas para ver si estas equivocada o no. Este sí que recuerdo el nombre, el modelo Rais de 2013.

Con este creo que no lo estaba… No nos gustó nada!!

– Modelo nº 4:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Con este vestido cambiamos el tipo de escote y la verdad es que nos gustó y mucho!!

Además añadimos uno de los tirantes del mismo para ver el efecto que hacía.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

He de decir que las chicas de Aire Barcelona en Alicante son encantadoras, nos trataron genial en todo momento y me dejaron mi tiempo con cada vestido para que yo misma me viera y pensara en cómo me veía, me sentía, etc.

– Modelo nº 5:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Con este vestido todo cambió… Se trata del modelo Rita de este año.

Un modelo muy sencillo y juvenil totalmente contrario a lo que buscaba: “volantes”, volumen en la falda y con los hombros descubiertos. Pero era precioso!!

Aquí fue donde empecé a sentir el cosquilleo en la barriga… ¿Era este mi vestido?

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

El cinturón de pedrería era precioso <3

Entonces empezaron las dudas… Tenía que volver a probarme el primer vestido para poder descartar uno de los dos o volverme aún más loca!!

En cuanto levanté los brazos y me enfundaron el primer vestido, no hizo falta ni que me lo abrocharan, me recorrió un escalofrío por la espalda que me hizo saber que “ese era mi vestido”.

No necesité probarme más ni ir a más tiendas. La búsqueda había finalizado y no puedo estar más contenta.

Cada día que pasa y que miro “mi vestido” me doy cuenta de porque lo elegí.

Quiero darle las gracias a mi madre, a María, a Isa y a las dependientas de la tienda por la ayuda que me prestaron, pero sobretodo a las tres primeras porque supieron realmente ver qué vestido iba con mi forma de ser.

Muchas veces pensamos en nuestros gustos propios y no en cómo le sienta el vestido a la novia ni en si es realmente su estilo, cosa que creo que es mucho más importante.

Espero que os haya gustado la entrada y nos vemos pronto!! Ciao!!

Fotos: María Catalá (Makeupzone)