Primeramente, daros las gracias por el buen recibimiento que le habéis dado al nuevo rumbo de la web y sobretodo, a la última entrada 🙂 Estoy muy contenta de que os haya gustado tanto. El dormitorio del peque está decorado con mucho cariño y cuidado pensando siempre en su comodidad pero con toques de decoración actuales y sobretodo, a nuestro gusto y estilo.

No quería tardar mucho en publicar esta entrada ya que así os venía seguida y respondía una de vuestras dudas y es la de si compartirán o no habitación los peques.

La respuesta es sí. Ya lo comenté un poco por Instagram pero os dije que profundizaría aquí en la web ya que tengo más “espacio” para explicarme y mostraros detalles.

En un principio pensábamos que si el segundo bebé era niño, compartirían habitación, ahí no teníamos dudas. La cuestión venía en si era una niña… Nos plantábamos en tener que reubicar el estudio y que éste fuera su habitación, desmantelar el vestidor para poner allí el estudio y hacer una pequeña obra para cambiar una despensa por un armario empotrado de pasillo y poder guardar allí ropa y zapatos de menos uso.

Finalmente hicimos una lista con “pros” y “contras” donde terminó ganando el “sí a compartir dormitorio” 🙂 Estabamos totalmente dispuestos tanto a una cosa como a la otra, pero pensamos que al llevarse tan pocos añitos lo mejor para ellos era compartir un espacio tan vital como su dormitorio, al menos durante la infancia.

Por cuestión de edades, se llevarán unos 2 años y 2 meses, los primeros meses de vida de #Aina los pasará en nuestro dormitorio, por lo que #PasqualJr no notará apenas diferencia.

En cuanto la peque veamos que duerme bien y que puede estar con su hermano, ahí empezará la aventura xD

Por espacio no será, la habitación es suficientemente grande para los dos y sus trastos y la idea de que compartan juegos, actividades, peleas, etc. nos encanta 😀

En el post de hoy os cuento los cambios que tenemos intención de realizar en la habitación para adecuarla a los dos. También pediros opinión si en vuestro caso también tenéis un domitorio compartido para vuestros hijos, todo sea por ayudarnos 🙂

04

En general, el dormitorio se queda igual en lo que a muebles respecta.

En el momento que #Aina pase a dormir con su hermano en su cuna, intentaremos hacer el cambio de #PasqualJr a la cama grande para darle ese espacio a ella (supongo que unas semanas antes para que se acostumbre, no todo a la vez).

babyhome

Cuando nació el peque le regalaron la barrera para la cama y la hemos utilizado alguna vez en nuestra cam. La verdad es que me gusta mucho el sistema de anclaje al somier y se puede lavar en la lavadora muy fácilmente. Es el modelo Side de Babyhome, pero en color gris.

14

En la zona de la cómoda/cambiador seguramente haremos cambios, sobretodo por “sanear” la pared, ya que el peque se ha dedicado a a rascarla con los juguetes, quitar los vinilos, rozar con las zapatillas, etc. Por lo que habiamos pensado en poner una balda blanca (aún no sé si normal o de las estrechas que tenemos para los libros) con algún cuadro o decoración en general y volverla a adornar con otros vinilos de Boho Deco Shop <3

  

Como dice mi marido que es matemático, a mayor número de niños, mayor número de juguetes xD Por lo que hemos pensado cambiar la mesa y las sillas a la zona inferior de la ventana y comprar para su lugar el banco con cajón Stuva de Ikea, que viene genial para poder colocar juguetes anchos encima (como por ejemplo el arcoiris de Grimm’s que está inalcanzable para ellos porque no cabe en los cuadrados de la estantería…) y otros en su interior. Todo sea por conseguir más almacenaje para ellos.
  
Para el tema de la ropa pocos cambios. Ya os enseñé el zapatero que colocamos detrás de la puerta con la idea de vaciar alguno de los cajones del armario y poder utilizarlos para la ropa de la peque. Cuando compramos la habitación de #PasqualJr sabiamos que queríamos un armario “para siempre”, nada de miniaturas para ropa de bebé. En él guardamos desde su ropa, pañales, toallitas, toallas de la playa, mantas, los sacos de invierno del carro, etc. Es decir, un armario bien aprovechado 🙂

  

En la zona principal del armario decidimos poner cajones y baldas. Los primeros para la ropa que no queremos que se ensucie de estar muy a la vista y las baldas para cajas y otros productos más voluminosos.

Mientras que la zona derecha tiene el mismo altillo que la anterior y dos barras para colgar la ropa. Las que tengáis hijos de los dos sexos entenderéis la diferencia entre ellos a la hora de las perchas: los chicos apenas tienen chaquetas o camisas en invierno para colgar mientras que las niñas todo el año tienen mil vestidos xD Vaya diferencia estoy notando con esta zona del armario 😅

Cambios deco 01

1. Cojín personalizado – Boho Deco Shop

2. Vinilos estrellas – Boho Deco Shop

3. Letra A cartón – Made With Lof

4. Guirnalda de luces – Tiger

5. Banco Stuva – Ikea

6. Lámina personalizable – The Little Umbrella

7. Lámina – Menudos Cuadros

8. Lámpara Helado – The Craftcake Mamma

9. Cambiador – Fundas BCN

 

Basicamente los cambios van a ser de decoración y complementos para ir introduciendo el color rosa/coral junto a los que ya utilizamos (gris, amarillo y mint) y otros objetos para hacer también de #Aina el dormitorio.

Espero que os haya gustado la entrada y soy todo oídos con vuestras ideas, ya que nos vienen genial 🙂

Total
12
Shares

1 comentario

  1. Hola Lucía, muy de acuerdo con vuestra decisión. Yo tengo un niño de 8 años y una niña de 6 y compartieron habitación desde que la niña dormía en cuna grande a los tres meses. En mi caso tenían una litera de Flexa y a la niña la pasamos a la cama de debajo desde que tenía un año. Estuvieron encantados, lo mejor que pudimos hacer. Ahora los hemos separado más que nada porque el mayor ya tiene muchos deberes y tiene que estudiar y así tienen cada uno su espacio. De vez en cuando duermen juntos porque se echan de menos jajaja

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: