Sé que el título es un poco extraño. Os cuento a que viene.

En varios videos del canal, me habéis comentado que por qué utilizaba brochas de pelo natural para productos en crema y brochas de pelo sintético para polvos, cuando en la teoría siempre es al contrario. Además de preguntarme porque utilizo algunas brochas predeterminadas a una zona, en otra muy distinta. En este post os voy a contar porque lo hago y varios ejemplos.

 

El primer ejemplo, y el que más he visto en otras personas, es el pincel para ojos #224 de M·A·C.

M·A·C lo describe como un pincel de fibras suaves, terminada en punta redonda para aplicar la sombra de manera precisa.

Como podéis apreciar sus cerdas son de pelo natural, dispuestas de manera circular y bastante separadas, por lo que es perfecta para aplicar el color en el párpado de manera difuminada.

El uso “extraño” que yo le doy a este pincel es como aplicador de corrector. Es la mejor manera que he probado de que el corrector quede bien repartido y no haya exceso, el cual es el culpable de que aparezcan los dichosos pliegues.

He probado con los llamados pinceles para corrector, los que son con forma plana o de paleta y de pelo sintético y en mi opinión, lo único que consigues es o poner un exceso de producto o arrastrarlo y retirarlo completamente. Yo nunca he conseguido el efecto que busco con este tipo de pincel, así que me quedo con la #224.

 

 

El segundo ejemplo, es el pincel #231 de M·A·C.

En la web la podemos encontrar en el apartado de ojos, ya que está pensada principalemente para esa zona. Se dice de él que sirve para aplicar y difuminar las sombras como un experto. Que es densa y plana, con forma de paleta y terminada en punta, lo cual permite mezclar los tonos como un profesional.

Como se puede ver en a imagen, las cerdas son sintéticas.

La zona en la que yo utilizo este pincel es en los labios. Llevaba unos meses buscando una brocha para labios, preferentemente de corte plano.

Mirando las de M·A·C, las dos únicas pensadas para esa zona son retráctiles o con capuchón, por lo que para trabajar y llevarla en el delantal me era un poco engorroso, ya que la quería de mango largo. Y además, habían retirado la #311, que sí que lo tenía.

También estuve mirando las de Make Up Forever y había una que me gustaba muchísimo, de corte plano y sintética y tal y como yo buscaba, de mango largo. Esta es la 3N.

En definitiva, este fin de semana estuve en Barcelona y me pasé por la tienda M·A·C PRO y mirando brochas y pinceles me topé con la #231 y me pareció perfecta, así que me la llevé.

Estoy contentísima con este pincel, me parece perfecto y es 100% lo que yo buscaba.

 

 

Otro ejemplo es la brocha #109 de M·A·C.

La descripción que podemos encontrar de esta brocha es que sirve para aplicar y difuminar productos en polvo sobre el rostro. Que es de forma abombada y aplica la cantidad justa de producto y lo difumina suavemente.

Esta brocha es de pelo natural, por lo que como hemos dicho antes y en la web se describe, está pensada para aplicar productos en polvo.

Dejando de lado que la mayoría de las #109 que yo conozco tienen una alopecia brutal, esta brocha para aplicar la base de maquillaje fluida es increíble. El acabado es precioso y la cobertura es bastante alta (siempre dependiendo de la cobertura que tenga la base de maquillaje) pero queda genial difuminada. Por ejemplo, la Sheer Glow de NARS queda preciosa aplicada con esta brocha.

El único problema que le encuentro es la gran cantidad de pelos que pierde, por lo que hace bastante tiempo que no la utilizo para este cometido. Actualmente es una imprescindible, ya que para contornear creo que es la mejor. Como la describe la propia marca, aplica y difumina el producto genial.

 

 

El último ejemplo es la más que conocida #217 de M·A·C.

En la web la podemos encontrar en el apartado de ojos y la definen como brocha para mezclar productos en polvo de forma ovalada y con gran cantidad de fibras finas.

El uso básico que yo le doy es ese. Para difuminar las sombras en el párpado móvil y mezclarlas para fundirlas totalmente, ya que al ser de pelo natural y tener las cerdas más apretadas que por ejemplo la #224, hace muy bien este cometido.

Pero el uso que ahora me interesa contaros es el de aplicar sombras en crema, más concretamente los Paint Pots de M·A·C. Estos son super pigmentados, pero si los aplicamos en exceso, aun llevando una prebase por debajo, pueden crearnos pliegues, por lo que la aplicación con esta brocha nos va a dar un acabado más fino y con la cantidad justa.

Esta brocha es todo terreno. No hace mucho vi un video de Baltasar González, senior Make Up Artist de M·A·C, donde aplicaba el corrector con esta misma brocha y quedaba genial.

 

Si aún no habéis entendido el por qué del titulo os lo explico:
“¿El fin justifica los medios?”; en este caso diría que sí, ya que como os comentaba anteriormente, en la teoría siempre se enseña que las brochas de pelo natural solo se deben utilizar para productos en polvo ya que sino, se pueden estropear antes; pero si al utilizarlas de manera “incorrecta” conseguimos el acabado o el resultado que buscamos, creo que en este caso, el medio está más que justificado.

 

Espero que os haya gustado el post y nos “leemos” en el próximo.

14 comentarios

  1. >La 217 para los paint pots? tengo que probarlo, porque me dejan pliegues, y e intentado de todo, aunque con una brocha plana me deja menos, aún sigo teniendo el problema…ya te contaré que tal jajaun beso guapa

  2. >Completamente de acuerdo. Hay que utilizarlas para lo que nos venga mejor! Yo tambien uso la 224 para los polvos iluminadores y aún no se ha quejado :)Genial el post! Besos!

  3. >Estoy totalmente de acuerdo contigo… No se trata de como lo usemos sino el como queda una vez acabado… La calidad de las brochas de mac son buenisimas y cuidandolas birn nos pueden durar mucho tiempo. Por cierto si quiere una tipo 109 pero q no suelta nada de pelo la 111 de sephora es maravillosa, tengo ambas y son genial. Muy buen post. Bss

  4. >Yo también estoy de acuerdo, tenemos que usar las cosas como mejor resultado nos den, no hay que regirse por tanta norma a la hora de maquillarnos, imaginación al poder :PUn besazo guapa!

  5. >Me parece un post muy bueno, Llúcia! Y un título muy acertado.Por cierto, yo hace 2 o 3 semanas qe tengo la 109 y es cierto, tiene alopecia xDUn beso guapa!

  6. >Me ha parecido muy interesante la entrada y estoy de acuerdo a veces le podemos encontrar mas usos u otros usos a las brochas y nos pueden ir incluso mejor 🙂 besitos

  7. >¡Estupendo post Aina! muy muy útil y con info novedosa. La 109 la he usado sólo para productos en polvo y de momento no tiene "alopecia",ja,ja,ja,ja, me ha hecho muchíiiiisima gracia eso ; ) Muchas gracias por compartirlo con nosotras. Un bsote

  8. >hola, gracias por pasarte por mi blog! yo soy de la opinión de que si una cosa te va bien para algo, ¿por qué no utilizarla? En mi caso también utilizo la 224 para corrector y la 209 de sigma para labios, cuando ellos la venden para eyeliner.. y oye, tan feliz! :)que tengas un buen día! un besin!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: