Mis tatuajes y piercings

Hoy os traigo una entrada muy distinta de lo que suelo hablar en el blog. Se trata de mis tatuajes y piercings, ya que muchas me habéis preguntado por ellos.

 

Tatuajes

Voy a empezar por los tatuajes y os voy a hablar sobre ellos de forma cronológica, es decir, desde el más antiguo hasta el más actual.

 

Mi primer tatuaje me lo hice en el verano de 2007 y se trata de una estrella en el tobillo derecho. En su momento no tenía ningún significado y actualmente sigue igual. Una simple estrella en el tobillo, que destaca bastante cuando llevo un zapato o sandalia anudada al tobillo. Básicamente es como si fuera un accesorio más, tipo tobillera.

Al estar localizado en una zona bastante escondida, es un tatuaje que no veo durante la mayor parte del invierno por lo que no me aburre y cada verano lo “destapo” con muchas ganas.

Sobre el dolor en esta zona no os puedo dar una opinión muy veraz. Iba muy nerviosa, por lo que la sensación de dolor fue, en mi caso, desmesurada, aunque coincido con mucha gente en que la zona es muy sensible y es de las más dolorosas donde tatuarse.

 

Sí, lo sé. Pasé de un tatuaje diminuto a tirarme al río.

Como podéis apreciar en el verano de 2010 ma tatué un cupcake a color con un mensaje, “Sweet”, en el omóplato derecho. Esta zona es perfecta para lucir los tatuajes con camisetas tipo “nadadora”, muy básicas en verano.

Este tatuaje sí tenía un sentido muy importante para mi. Ese mismo verano, dos semanas después para ser exactos, empecé un régimen. Fue un antes y un después en mi vida, ya que en menos de cuatro años había engordado unos 25kg y era imprescindible volver a ser “yo misma”.

Y que mejor que un cupcake (otra de mis pasiones, la cocina, pero sobretodo la repostería) con la palabra “Dulce” a sus pies para simbolizar el gran esfuerzo que he hecho durante más de un año.

Sobre el dolor en esta zona, mucha gente dice que no duele apenas, en mi caso, más que dolor fue molestia. Es un tatuaje bastante grande y fueron muchas horas tatuándome y se me hizo pesado.

 

El siguiente tatuaje simboliza el final de la etapa anterior y de ahí su significado literal. Et voilà, eso es todo, ya está, etc. una expresión francesa muy utilizada cuando algo ya está hecho, se finaliza una tarea o en mi caso, un gran esfuerzo. Digamos que el tatuaje anterior es el inicio y este el final. Fue un regalo de mi 22 cumpleaños en Abril del año pasado.

Sobre el dolor, nada, no sentí nada. Además disfruté como una enana mirando como me lo hacían.

 

Los dos últimos tatuajes me los hice a la vez. No me preguntéis por qué, ya que fue más un arrebato de ahorro que otra cosa. xD

Hoy hace un mes que me los hice, así que ya están casi curados. Sí, curados, se trata de heridas, no de dibujos en la piel. Estas heridas tienen que cicatrizar y necesitan mucho tiempo y cuidados esenciales, sobretodo las primeras semanas.

 

El primero de ellos es un conjunto de pájaros, ya que no son ni gaviotas ni cuervos, sino pájaros, algo más general, localizados en la parte externa del antebrazo izquierdo.

No tienen ningún significado para mi más que el sentido estético. Desde siempre me han gustado los tatuajes tipo pin-up o rockabilly en los que suelen aparecer gaviotas y tenía ganas de algún ave de ese estilo. después de buscar distintos bocetos e ideas, me decidí por este tatuaje, ya que son pequeños dibujos que forman un tatuaje bastante grande.

Sobre el dolor, al ser una zona tan amplia, con cada pájaro sentía una intensidad distinta por lo que tuve momentos menos dolorosos (la parte alta del brazo o el pájaro más grande) y más insoportables (el último pájaro, ya que este se localiza justo encima de un hueso de la muñeca).

 

El último de mis tatuajes, una pluma en el bíceps también del brazo izquierdo.

Sobre el dolor, bufff… Muy insoportable, la verdad. Menos mal que era poco y fue rápido. Aunque en la imagen no se aprecie, tengo que ir a retocarlo, ya que mi piel es tan sensible que en el momento del sombreado se enrojeció tanto que no se apreciaba si el color estaba quedando bien o demasiado oscuro, por lo que la tatuadora no se quiso arriesgar y decidió dejarlo curarse y retocarlo si hiciera falta.

Le ocurría como al tatuaje anterior, no me lo hice pensando en simbolizar nada, al revés, me lo hice porque hacía tiempo que me gustaba y porque al ser pequeño, si me lo hacía solo en otra ocasión iba a tener que pagar más dinero que si aprovechaba a hacérmelo junto con el anterior. Así que dos a la vez!! xD

A los dos días cobró un sentido mucho más fuerte que todos los anteriores. El día que fui a enseñárselo a mis padres, sonó el teléfono de casa y nos dieron la peor noticia que nunca he recibido: mi abuela materna había fallecido.

Perdí a mi abuelo materno cuando tenía 5 años por lo que no recuerdo ese momento y hasta ese día no había perdido a un ser tan querido. Ha sido un golpe muy duro ya que vivíamos muy lejos y, aunque normalmente la visitaba al menos una vez al año, en el último no pude ir por motivos de trabajo, que no nos cuadraban las vacaciones a la família, etc.

No sabéis cuanto me arrepiento de no haber cogido el coche cualquier fin de semana, puente, o cuando fuera y haber ido a verla. Fue todo tan de golpe… No dejo de pensar en ella, cada día la recuerdo. El 1,50m y los ojos azules con más vitalidad que nunca he conocido.

Desde ese día no puedo mirar esa pluma sin acordarme de ella.

 

Piercings

En mi corta vida solo he llevado dos piercings. Actualmente ya no los llevo, cada uno por motivos distintos.

También llevo varias perforaciones en las dos orejas, pero yo no las considero piercings, ya que me las hice, la mayoría, en mi adolescencia en la farmacia de mi pueblo. Llegábamos a un acuerdo una amiga y yo para compartir una caja de dos pendientes (9€ el par) y hacernos una perforación cada una. Menudas locas. Todavía recuerdo cuando mi madre me los vio… LOL

En este caso también voy a ir de forma cronológica.

 

Sí sí, mi primer piercing fue en la mano!! xD Sé que estoy loca, pero que le vamos a hacer…

No hacía ni un mes que había cumplido los 16 años cuando descubrí que en esta zona se podían hacer piercings. Se lo vi a una chica y me encantó. Ella no lo llevaba exactamente ahí sino un poco más abajo.

Mucha gente me decía que daba grima, asco, repelús, etc. pero a mi me encantaba. Básicamente era como un anillo, un complemento más.

Y ahí viene el problema. No os pasa a veces que cuando lleváis anillos muy exagerados se os engancha en la ropa, etc. Pues eso me ocurría a mi con el piercing. Era un rollo… ;(

Al final, la misma piel de la mano me rechazó el piercing y tuve que quitármelo. Os aseguró que no lo hice con gusto.

Actualmente, continúa habiendo orificio, aunque sin la flexibilidad anterior. No ha cicatrizado, por lo que se sigue viendo.

A mi no me molesta, al revés, lo miro y recuerdo cuanto me gustaba este piercing.

Sobre el dolor, nada, no sentí nada.

 

El segundo, y último hasta ahora, piercing me lo hice en el verano de 2008 más o menos y me lo quité en Diciembre de 2011.

La mayoría lo conoceréis de sobra ya que muchos me deciais que os encantaba y otros el repelús que os daba. xD Como con todas estas cosas siempre hay gente a la que le encanta y gente que lo odia.

Sobre el dolor… Con deciros que me desmayé os podéis hacer una idea, no?¿?

En el caso de este piercing, no me lo quité por obligación sino por miedo a que en un futuro fuera ese el motivo. No me gustó nada tener que quitarme el anterior y no quería que también fuera el caso de éste.

Además, en el momento que yo me hice este piercing, poca gente lo llevaba, es decir, no estaba de moda esta zona. Actualmente, mucha gente lo lleva y me siento “una más”, no sé como explicarme, ni sé si lo estaréis entendiendo.

Como veis la cicatriz se sigue apreciando y, personalmente, no creo que se llegue a cerrar. Desde que me lo quité me aplico una crema cicatrizante de vez en cuando para ayudar a que se cierren un poco los orificios, pero el proceso es muy lento.

Tampoco me preocupa, no me parece que quede horroroso. Como yo siempre digo, es parte de mi.

 

Cuidados y limpieza:

Sobre los tatuajes, la primera semana es vital, ya que como os he dicho anteriormente, se trata de una herida.

Vuestro tatuador os dará unas pautas de cuidados y limpieza, las cuales debéis seguir al pie de la letra. Tendréis que acudir a una farmacia a comprar una crema humectante llamada Bepanthol, la cual os deberéis estar aplicando durante varias semanas para hidratar el tatuaje y que no se forme una costra dura.

También es muy importante la limpieza. La primera semana deberéis desinfectar el tatuaje con agua y jabón neutro, al menos tres veces al día y, después de secarlo muy bien, aplicar la crema humectante sin poner grandes cantidades.

Sobre el tema del film transparente hay opiniones muy contrarias a cerca de su uso. Por lo general, los tatuadores te recomiendan quitarte el que ellos te ponen cuando finalizan el tatuaje en un plazo máximo de una a tres horas y que posteriormente hagáis la limpieza de la que os he hablado antes, sin volver a aplicar un nuevo film.

En mi caso, con el tatuaje del cupcake y los dos últimos, utilizaba el papel de film para dormir durante la primera semana. Como ya os he dicho, hay tatuadores que recomiendan no utilizar el film, pero también hay otros que recomiendan la cura de la primera semana tapándolo con film, solo en el caso de que sean tatuajes grandes o en los que la herida sea más complicada de cicatrizar, ya que al ser heridas tan amplicas y profundas, el hecho de llevar ropa sobre el tatuaje puede causar infecciones por roce, etc.

Ya os digo que yo no soy una experta ni tengo estudios en este campo, por lo que no debéis hacer lo que yo os digo que he hecho, sino lo que os recomiende vuestro tatuador/a en concreto.

Sobre los piercings, los cuidados son más sencillos, pero no por ello meno importantes.

Durante las primeras semanas, limpiarlo con solución salina o suero varias veces al día es importantísimo para evitar una infección.

 

Opinión personal

Soy una fanática total de los tatuajes, por lo que nos os voy a dar nunca una mala opinión sobre ellos. Lo que sí os voy a recomendar es que os lo penséis, no solo la zona y/o el dibujo, sino los problemas que os puede ocasionar ese tatuaje.

Os recomiendo que hagáis una lista con los “PRO” y “CONTRA” de haceros ese tatuaje y así podréis saber si queréis cambiar la zona, el dibujo, o simplemente el momento de vuestra vida.

En mi caso NO me arrepiento de ninguno de mis tatuajes y espero no arrepentirme nunca. xD Por lo que os recomiendo pensar en los “daños colaterales” que puede conllevar esta decisión.

Sobre los piercings, más de lo mismo pero con la ventaja de que se pueden quitar en el momento que queramos o tengamos que hacerlo (aunque ya habéis podido apreciar que no siempre vuelve todo a ser como antes).

Lo más importante de todo a la hora de hacerse un piercing o un tatuaje es que decidáis MUY BIEN el centro donde os lo vais a hacer y el profesional que se encargará del trabajo y el retoque en el caso de un tatuaje.

 

Y después de todo este tocho de post, espero que os haya gustado y que me comentéis si tenéis algún piercing o tatuaje, si os gustan o no y cual ha sido vuestra experiencia con ellos.

Ahhh, y decidme que os parecen mis tattoo’s!!

Besos!!