Review Mineralize Satinfinish SPF15 Foundation de M·A·C

Siguiendo con los review’s de las bases de maquillaje, hoy os traigo el análisis de la Mineralize Satinfinish de M·A·C. Esta base la descubrí gracias a MUZ, que me comentó que el acabado de ésta era muy bonito y con un brillo especial, y como a mi me encantan ese tipo de acabados, me decidí a probarla.

Os cuento lo que dice M·A·C sobre esta base: “Base de maquillaje fluida que proporciona una cobertura ligera o media y un acabado natural satinado. Su fórmula de larga duración deja la piel suave y cómoda. Contiene vitaminas A, C y E que nutren y acondicionan la piel, y micro minerales que proporcionan un aspecto sano y luminoso. Tiene factor de protección solar 15 para proteger la piel de los rayos UVA/UVB y el daño medioambiental. Su formula es apropiada para todo tipo de piel, pero está especialmente indicada para pieles normales a secas.”

A finales del mes de Abril, fui al stand de M·A·C de mi ciudad y pedí una muestra de esta base en el tono NC20. Me pasó lo mismo que con la Sculpt, en realidad utilizo un tono menos, NC15, y por eso en las fotos se me nota el cuello más blanco. Estuve probándola todos los días desde que me la dieron y me ha dado mucho de sí, ya que esta base no llega a ser totalmente líquida, después os hablaré de esto.

 

Ahora os dejo con las fotos:

AVISO: no hay ningún retoque en las imágenes, ni para tapar granitos, ni marcas, ni nada. Además, la primera imagen es con luz natural, mientras que la segunda es con flash. Además entre imágenes con la misma luz, pueden haber diferencias de tonalidad que no es culpa ni de la base, polvos, etc; simplemente son cambios de luz o posición.
– Piel limpia y solo con la hidratante:
Poco que objetar en estas imágenes. Podéis apreciar las marcas de acné y las rojeces.
– Base de maquillaje a los 2-3 minutos de aplicarla:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En estas fotos podéis apreciar como queda la base de maquillaje y cual es su cobertura y acabado. En la parta alta del pómulo se nota ese acabado satinado que da tanta luz al rostro y que es tan característico de esta base. Las rojeces de las mejillas se siguen apreciando, aunque con menos intensidad y el tono de piel está bastante igualado.

 

– Base de maquillaje + corrector + polvos:
Como en el review anterior, he aplicado un corrector muy hidratante y que cubre lo justo, simplemente en la zona de la ojera y he matizado la base con los Set Powder de M·A·C PRO en el tono Invisible.
Lo siguiente ya es analizar la base de maquillaje desde mi punto de vista:
AVISO: mi tipo de piel es mixta con tendencia grasa en la zona “T”, es decir, frente, nariz (y alrededores) y barbilla, por lo que en general me suelen salir muchos brillos con CASI TODAS las bases de maquillaje. Espero que sepáis adaptar este análisis a vuestro tipo de piel.
– Cobertura:
La marca dice de ella que tiene una cobertura ligera-media y no puedo estar más de acuerdo. Cubre algo más que la Face and Body de la marca, que en este caso sería cobertura ligera o baja.
– Acabado:
Como dice M·A·C en su web, su acabado es natural satinado. Antes de probarla pensaba que sería tipo la Face and Body, que deja un efecto mojado a la piel, pero no, la mineralize contiene unas pequeñas particulas perladas que son las que dan ese aspecto satinado tan peculiar de esta base. No son para nada purpurinas ni brillos exagerados, al contrario, el acabado es muy bonito y natural. Si pulsáis en la imagen podréis ver el acabado perfectamente.
Pulsa en la imagen para verla en detalle.

Por este motivo, es por el que M·A·C y mucha de la gente que la ha probado, no la recomiendan para pieles mixtas y grasas. Pero digo yo, ¿por qué tenemos que ir siempre mates y planas? Yo quiero vida en mi piel!!! Con esto supondréis que no estoy de acuerdo en este aspecto, ya que cada piel es un mundo.

 

– Duración:
M·A·C nos promete que esta base nos va a durar muchísimo en la piel (yo por duración entiendo, el tiempo que la base queda inalterable y de la misma manera que cuando la aplicamos, por lo que en el momento que a mi me salen MUCHOS brillos, se agrieta, etc. es cuando yo contabilizo su final de duración).

Sobre los brillos, una hora después de la aplicación los brillos eran inapreciables, la verdad es que casi nada.

Al cabo de las dos horas ya aparecían en la nariz y los pómulos, que como ya os he dicho alguna vez, es donde tengo los poros más abiertos.

Mientras que a las tres horas los brillos de esas dos zonas eran más evidentes y empezaban a aparecer en la frente y muy poco en la barbilla.

Por último, a las cuatro horas, los brillos de la nariz y pómulos eran más exagerados, en la frente se notaba algo más y en la barbilla había pocos.

Ya os he comentado que esa zona la tengo muy grasa y en mi es bastante normal, aunque tengo que deciros que esta base ha tardado más en sacarme brillos que la que analicé anteriormente, Studio Sculpt de la misma marca.

Esta base la apliqué sobre las 18:00 y me desmaquillé a las 23:00 y la verdad es que, ya no sé si es porque es muy ligera y de poca cobertura, pero noté que se había desvanecido con el paso de las horas. En mi opinión, lo de larga duración no lo cumple mucho, en mi caso. También hay que tener en cuenta, que en el momento que aparecen los brillos, la piel también expulsa la base y es como si no estuviera fijada con polvos, por lo que dura menos.

 

– Textura:
Es lo que más me sorprendió, ya que no es totalmente líquida, sino que es más como una mousse. Solo teneis que fijaros en los botes que hay en el stand, que al estar empezados, la base de maquillaje resbala por las paredes y puedes ver claramente cuanto producto te queda. Mientras que la Studio Fix Fluid, por ejemplo, es más líquida pero se adhiere a las paredes y no es tan fácil saber la cantidad que hay dentro del envase.

Para tener esta textura, es muy ligerita y en piel es muy cómoda, al contrario que la Studio Sculpt, de la cual os he hablado anteriormente, que en mi tipo de piel era como una manteca pesada con el paso de las horas.

 

– Envase:
Sobre el envase deciros que le pongo un 5, ya que ODIO los envases de cristal, ya que a la hora de trabajar y transportarlos hacen muchísimo ruido, además de que se pueden romper; pero me alegro de que tenga el dosificador integrado y no nos tengamos que gastar 5€ para poder sacar bien el producto.

 

– Conclusión:

En mi opinión, esta base de maquillaje está más pensada para pieles normales a secas, como es el caso de la Studio Sculpt, pero, teniendo en cuenta que no posee aceites minerales entre sus componentes, es decir, que es oil free, no tapona el poro y en una piel mixta o grasa, no va a causar granitos y no veo que sea incompatible.

El único inconveniente para mi tipo de piel es que los brillos aparecen muy pronto, pero todo se puede arreglar fijandola con los Blot de M·A·C, que absorven la grasa, y retocando a medio día con unas láminas anti-brillos y reaplicando los polvos para sellar la base y mantenerla perfecta durante más tiempo.
Esta base me parece perfecta para pieles maduras del tipo normal-seca, ya que aporta una luminosidad de la que carecen este tipo de pieles, además de que la cobertura es media-baja, lo cual me parece lo más correcto para esas edades (odio ver a una señora con el efecto máscara, a no ser que tenga algún problema de manchas, vitíligo, etc; y necesite una muy alta cobertura, aunque yo preferiría corregir esos defectos en la piel con un buen corrector e igualar el tono con una base de este estilo), según mi opinión. Y además, al contrario que la Studio Sculpt, no se acumula en los pliegues, que en pieles maduras, es muy inportante.

– Precio y donde comprar:
La podéis encontrar en cualquier stand de El Corte Inglés de la marca M·A·C o en sus tiendas PRO y su precio ronda los 27€.

 

IMPORTANTE: todas las bases de maquillaje analizadas por mi han sido aplicadas con brocha sintética plana, tipo #190 de M·A·C, combinadas con el corrector Select Moisturecover y fijadas con los Set Powder, todo de M·A·C.
Esto es todo lo que os puedo decir sobre la base Mineralize Satinfinish de M·A·C. Espero que os haya gustado y próximamente más review’s de bases de maquillaje. Besos