Review Sheer Glow de NARS

Esta vez os traigo una base de maquillaje de la que me habéis preguntado mucho por el canal, y es la Sheer Glow de NARS. Desde que pusieron el stand de la marca en mi Corte Inglés que tenía interés por probarla, hasta que un día me decidí a pedir una sesión de maquillaje y me quedé enamorada por la gran variedad de tonos, ya que yo soy muy clarita en invierno; y por el acabado tan natural.

En la web de NARS se dice de ella que “Es una base de maquillaje con acabado brillante y satinado con una cobertura natural y modulable. Repleta de beneficios para la piel y con la formula de la NARS Complexion Brightening. La piel se ve hidratada, más luminosa y lisa. Usada diariamente, la base de maquillaje Sheer Glow mejora la luminosidad de la piel, el resplandor y la textura. Para pieles de normales a secas.”
Mi tono es el Gobi y en M·A·C soy NC15.
Llevo utilizando esta base de maquillaje desde hace muchos meses y he tenido días en los que me ha ido genial y otros en los que no me ha gustado nada. Después os comentaré estas impresiones.
Os dejo con las fotos de como queda la base:
AVISO: no hay ningún retoque en las imágenes, ni para tapar granitos, ni marcas, ni nada. Además, la primera imagen es con luz natural, mientras que la segunda es con flash.
– Piel limpia solo con la hidratante:
Como os digo siempre, esta es mi piel al desnudo, con sus rojeces, marcas de acné, etc.
– Base de maquillaje a las 2-3 minutos de aplicarla:
Así es como queda la base de maquillaje en mi piel. Su cobertura es bastante buena y el tono es exactemente el de mi piel, es lo que más me gusta de esta base, además el tono es muy natural.
Las rojeces de mi piel están casi totalmente camufladas. Solo se pueden apreciar un poco las de las mejillas.
– Base de maquillaje + corrector + polvos:
Perdonadme, pero olvidé hacerme fotos con el corrector y los polvos solo, pero os comento que llevo.
Como en los demás review’s, corrector Select Moisturecover y polvos Set Powder de M·A·C. En este caso he rellenado mis cejas con el lápiz específico en el tono Lingering de M·A·C, el bronceador Laguna de NARS para contornear y en los labios, el labial Vegas Volt de M·A·C.
El maquillaje de ojos es muy sencillo: Patina + Mystery de M·A·C.
Ahora ya, pasamos a la opinión personal sobre la base:
AVISO: mi tipo de piel es mixta con tendencia grasa en la zona “T”, es decir, frente, nariz (y alrededores) y barbilla, por lo que en general me suelen salir muchos brillos con CASI TODAS las bases de maquillaje. Espero que sepáis adaptar este análisis a vuestro tipo de piel.
– Cobertura:
En la web, NARS la define como cobertura natural y solo tenéis que ver las imágenes, tiene una cobertura media casi alta, pero sí que le doy la razón a la marca en lo de que queda natural, ya que no deja ese feísimo efecto máscara.
Para nada marca los poros ni las lineas de expresión, cosa que con otras bases de maquillaje de esta cobertura, ocurre. Al revés, se disimulan muchísimo. Por lo que en pieles maduras queda muy bien, aunque recomiendo su aplicación con los dedos para que se funda totalmente con la piel.
– Acabado:
NARS dice de ella que es satinada, pero yo comparo su acabado con el de la Studio Sculpt de M·A·C, más que con la Satinfinish de la misma marca.
Creo que es “glow” como su mismo nombre indica, por lo que es muy natural y la piel tiene una textura muy jugosa.
– Duración:
Está recomendada para pieles normales a secas, por lo que de primeras se puede pensar que en mi tipo de piel, su duración debe de ser mínima. Pero para nada es así.
En este caso, la apliqué a las 10:00 y me desmaquillé a las 00:00 y seguía genial, por lo que de duración me parece muy buena.
A la primera hora la base de maquillaje estaba perfecta.
A las dos y tres horas, tenía leves brillos en la barbilla y los pómulos.
A la hora de comer, 14:00, los brillos de las zonas anteriores eran mayores y habían aparecido en la nariz y en la frente, por lo que utilicé las láminas anti-brillos de Deliplus para eliminarlos.
– Envase:
HO-RRI-BLE!!
Ya sabéis que no soy muy fan de los envases de vidrio de las bases de maquillaje, por lo que con esta no estoy nada contenta. Encima el tapón se ensucia muchísimo y si tiras de él, se desprende y tiene un mini-tapón.
Se puede conseguir el dosificador por la web europea, por lo que me cabrea aún más. Para colmo, siempre que he querido comprarlo, estaba agotado.
– Conclusión:
Es una base muy especial, que queda genial y muy natural. Aunque os tengo que comentar algunos detalles que he ido viendo al utilizarla durante mucho tiempo.
Al principio, todo genial. Ya la veis en la imágenes, queda de fábula y cubre muy bien. Pero conforme la iba utilizando a diario, había días en que no me quedaba del todo integrada en la piel. Quedaba como a parches y se notaba muy artificial.

Con la experiencia que he ido adquiriendo con ella, si la utilizo más de 4 o 5 días seguidos, es cuando me ocurre esto. No sé cual es el motivo, pero me ocurre y es un rollo. No he conocido a nadie a la que le haya ocurrido esto mismo, así que si os ha pasado algo parecido con la Sheer Glow de NARS, por favor, comentadmelo.

Por este motivo, la recomiendo al 75%, ya que a día de hoy siempre me han dicho buenas opiniones, como la que yo tengo a corto plazo. Pero si tenéis opción de probar alguna muestra antes, mucho mejor.

Otro detalle que me parece muy importante es la gran gama de tonos. Además de tener muchos tonos, todos ellos son muy naturales y reales.
– Precio y donde comprar:
La marca NARS solo posee stands en unos pocos Corte Inglés de España, pero poco a poco se está vendiendo en algunos Sephora. También está a la venta en webs como Kiss and Makeup NY, HQ Hair y en Ebay. Su precio ronda los 40€.
Poco más que contaros sobre esta base de maquillaje. Espero que os haya gustado y servido este review. Ciao