Rutina Facial Actualizada

¡Hola a todos! Hoy os traigo una actualización sobre los productos que utilizo en mi nueva rutina diaria.

Llevo con ella más de un mes y desde los primeros días noto los resultados, por eso he decido actualizar tan pronto.

 

Primero os voy a hablar sobre la rutina y los productos que utilizo durante la noche.

El primer paso sería desmaquillar la piel, y en mi caso no he cambiado el producto que utilizaba para este cometido, el Cleanse Off Oil de M·A·C sigue siendo mi desmaquillante preferido (podéis ver un review en vídeo sobre este producto si clickais en el enlace).

 

Después utilizo un limpiador facial, que actualmente es el Centella Skin-Calming de Kiehl’s, del cual os hablaré más en profundidad de en un post próximo, ya que estoy encantada con él. Se tarta de un producto pensado para pieles sensibles y creo que es una de las bases de que funcione tan bien esta rutina.

 

Antes de aplicar cualquier producto sobre la piel del rostro, me gusta aplicar el contorno y dejarlo que se vaya absorbiendo poco a poco. En mi caso, y normalmente solo durante la noche, estoy utilizando el Contorno de Ojos de Aguacate de Kiehl’s, ya que hidrata tanto que durante el día es excesivo para mi. Eso sí, funciona de maravilla, tengo el contorno de los ojos super suave, da gusto tocarse la zona.

 

Cuando ya tengo la piel totalmente limpia, el siguiente paso sería aplicar los tratamientos. A mi me gusta aplicar primero el Blemish Control también de Kiehl’s. Se trata de un producto pensado para regular en acné, por lo que yo lo utilizo en las zonas más conflictivas. Se puede utilizar hasta tres veces al día pero con cuidado y observando los cambios que sufra nuestra piel, ya que puede llegar a resecar y descamar la piel.

Es un producto genial, ya que noto que mi acné ha mejorado y actualmente es mucho más escaso.

 

Como último paso de la rutina nocturna, el Midnight Recovery Concentrate también de Kiehl’s. Un potente sérum que repara nuestra piel mientras descansamos. Lo utilizo a diario y funciona de maravilla (si clickais sobre el nombre del producto, podéis leer el análisis que hice sobre él).

 

Ahora ya paso a los cuidados de la mañana.

El limpiador y el tratamiento del acné se repiten durante la mañana y son los dos primeros pasos.

 

Posteriormente, aplico una hidratante con protección solar como es la Ultra Light Daily Defense SPF50 de Kiehl’s. Se trata de una hidratante “no grasa” que nos protege del sol durante 8 horas.

Otro producto que suelo utilizar es el Ultra 90Gel de Heliocare. En este caso no es una crema hidratante, sino únicamente un protector solar. Dado mi tipo de piel no necesito aplicar ninguna hidratante por debajo, pero puede que si tenéis la piel normal o seca, necesitéis humectar la piel antes de utilizar un protector solar.

Este paso es muy importante hacerlo durante todo el año, pero ahora que se acerca el buen tiempo, mucho más. Recordad que previene la aparición de manchas y el envejecimiento de la piel.

 

En ocasiones especiales o días en los que siento que tengo la piel un poco apagada, utilizo la Strobe Cream de M·A·C. Se trata de una crema energizante que aporta una luminosidad a la piel increíble. No se debe utilizar a diario, sino más que nada, en ocasiones especiales.

 

Siguiendo todos estos pasos y siendo muy constante, he llegado a notar cambios muy radicales en mi piel. La noto más limpia, suave y el acné está muy controlado.

 

A todo esto hay que sumarle una limpieza intensiva semanal, la cual yo realizo los domingos por la tarde-noche.

Se trata de añadir a la limpieza nocturna dos productos más fuertes para que la piel se regenere y tenerla bien nueva y limpia para afrontar otra semana más. 🙂

 

Los pasos anteriores serían: desmaquillante + limpiadora; y con la piel aún húmeda, exfoliarla con la Microdermoabrasión Retexturizante Epidérmica de Kiehl’s. Se trata de un producto fuerte por el gran poder de limpieza que tiene, pero para nada es agresivo con mi piel. No se debe presionar mucho al masajear con el producto para no hacernos daño, pero por lo demás es muy fácil de utilizar y los resultados son evidentes.

 

Después aplico una mascarilla con arcilla verde natural (en mi caso compré una que ya viene mezclada con agua de manantial y que es muy fácil de utilizar) para que absorba el exceso de sebo de mi piel y termine de limpiar en profundidad los poros. La podéis encontrar en herbolarios y su precio no es muy elevado.

 

Y para finalizar, los pasos siguientes serían: contorno de ojos + tratamiento del acné + sérum reparador; y a dormir con la cara como el culito de un bebé xD

 

Como resumen de la rutina facial solo deciros que me he dado cuenta que le daba demasiada importancia al acné, la grasa, etc. y no tenía en cuenta la sensibilidad que tenía mi piel. Desde que utilizo estos productos, me ha mejorado muchísimo y me he dado cuenta que el hecho de utilizar tantos tónicos astringentes, limpiadoras que me resecaban la piel, hidratantes matificantes y otros productos pensador para reducir la grasa y/o el acné, el efecto rebote que sufría era lo que me tenía metida en un bucle sin salida, donde no dejaba de agredir mi piel y no le aportaba nada bueno.

Actualmente solo trato el acné localizado con el Blemish Control y con la limpieza semanal, desincrusto y limpio los poros dilatados que son los que segregan más grasa.

 

Os dejo con el video sobre la rutina.

 

Espero que os haya gustado y os haya servido para conocer otros productos.

Gracias por todo y nos vemos en el próximo post. Adéu!