Hoy os traigo una entrada que he decidido hacer porque en las redes sociales me resultó curioso que a muchas de vosotras os descubrí un artículo que yo tampoco hacía mucho que conocía. Se trata de las torres de aprendizaje.

Por todas las mamis es sabido que llega una edad en la que TODOS los niños se interesan por lo que estamos haciendo y quieren participar. El caso más notable es en la cocina. Cuando ven que estamos haciendo algo encima del banco se vuelven locos y en la mayoría de los casos tenemos que cogerlos al brazo para mostrarles que estamos cortando verduras, friendo un huevo, etc. Con los peligros que conlleva y el posterior dolor de espalda de cogerlos.

En nuestro caso empezamos utilizando el taburete BEKVÄM de Ikea, que ya lo teníamos por la cocina para llegar a los armarios más altos (o en mi caso a casi todos xD).

bekvam-taburete-escalon__0108612_PE258294_S4

Para empezar nos resultó muy cómodo ya que le permitía tener visión total a todo lo que hacíamos en la parte alta de la cocina pero solo lo podíamos utilizar cuando éramos dos personas, como mínimo, y así y todo algún sustillo tuvimos.

Nos faltaba el plus de que pudiera estar solo sin correr peligro y que al mismo tiempo pudiera seguir subiendo y bajando él solo. Así que me puse a investigar y descubrí las torres de aprendizaje.

Os enlazo este post del blog Tigriteando donde hace una comparativa de torres de aprendizaje que os puede servir de mucha ayuda. En mi caso llegó tarde pero no me hizo arrepentirme de mi decisión.

Archivo 29-2-16 9 30 23

Nuestra decisión final fue la torre de aprendizaje de KUTUVA. Podéis encontrarla en su web Kutuva.com y las hacen por encargo en varios colores: natural (60€), barnizada (65€) o blanco (72€). Sus dimensiones son bastante cómodas, ya que no es excesivamente ancha (88x42x32cm) y tiene dos alturas. La edad recomendada por el fabricante es de 16 meses.

Archivo 29-2-16 9 31 20

Nosotros estamos encantados con la compra y parece que al peque también le gusta poder toquetearme la Thermomix… ¬¬

Archivo 29-2-16 9 32 47

La torre de aprendizaje les ayuda a interactuar en las tareas diarias de casa, ya que les hacemos partícipes de algo tan normal como es preparar la comida que ellos mismos después van a tomar.

Este año Papá Noel se ha portado estupendo y nos trajo esta mini cocina que tenemos integrada dentro de la cocina de casa para que el peque pueda también hacernos sus recetas 🙂 La semana pasada me sorprendió con un “pato a la naranja” ya que había metido en la olla una naranja de madera y el patito amarillo de la bañera xD

Y vuestros peques, también apuntan maneras para las siguientes temporadas de MasterChef Junior? 😀

Total
78
Shares

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: