Uñas de la semana 04/Marzo

Hoy os vuelvo a traer las uñas de la semana.

Esta vez se trata de un diseño un tanto especial. No suelo emplear tanto tiempo, pero me apetecía muchísimo hacerlo.

El diseño es exacto, aunque cambiando los colores, que este post. Como podéis apreciar esta mujer es una máquina y ni por asombro me han quedado parecidas (es mi primer intento, así que poco a poco).

Y muchas gracias a Davinia por recomendarme el blog (L)

 

Lo primero es utilizar una base para las uñas. Utilizando este producto, las lacas nos duraran más tiempo, ya que se adhieren mucho mejor; y cuidamos nuestra uña, debido a que la mayoría de los Base Coat llevan vitaminas, etc. que ayudan a su crecimiento o endurecimiento.

En mi caso estoy utilizando el 3 in 1 White de Kiko, que sirve como base y top (bajo la laca de color y sobre ella).

 

El siguiente paso será aplicar el color base. Yo en mi caso apliqué un tono naranja muy vivo de la marca O·P·I, In My Back Pocket. Tenemos que dejar secar del todo, esto es muy importante.

Posteriormente formaremos las primeras ondas una a una, empezando por el color amarillo, que es el tono #355 de Kiko. Se trata de trazar una linea vertical y al mismo tiempo, redondear la parte superior. Lo mejor es que utilicemos el pincel por la parte más estrecha. En este paso también debemos dejar secar el esmalte.

Y por último, marcamos las lineas, más cortas pero de la misma forma, con el tono Re-Fresh Mint de China Glaze.

Ahora solo nos queda aplicar el Top Coat para acelerar el secado y apreiar el resultado.

 

Os preguntaréis porque no he fotografiado la laca de uñas In My Back Pocket de O·P·I… Bueno, os lo voy a contar…

Cuando ya estaba todo el trabajo realizado, tenía las uñas casi secas y me disponía a hacer las fotos, tuve un accidente…

 

Llevaba todas las lacas en la mano y justamente me tuvo que caer y romperse la más cara de todas… 🙁

Menos mal que llevamos una semana de montaje de muebles en casa y justo cayó, la mayor parte del esmalte, sobre uno de los cartones que utilizamos para apoyar los muebles en el suelo.

Imaginaros mi cara…

 

Mi primer impulso fue comprar otro igual, pero meditandolo bien, me di cuenta de que era un color que apenas utilizaba, sobretodo como único esmalte, así que decidí que iba a buscar un clon en Kiko que son más económicos. 🙂

 

Nada más que contaros, espero que os haya gustado las uñas de esta semana y hasta el próximo post.